Potenciar los talentos de los alumnos

Tiempo de lectura: ⏰ 2 minutos

Como Albert Einstein dijo, “todo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad para trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es un inútil”.

Esta frase se usa muchas veces para defender que no se debe valorar ni juzgar a todas las personas de las mismas maneras, ya que cada uno tiene fortalezas y debilidades diferentes, y no se les puede tratar como iguales.

Esta idea es muy valiosa en el campo de la educación, ya que cuando los niños y niñas van al colegio es la etapa de su vida durante la cual crecen y se desarrollan, y por ello es muy importante que no se lleven a cabo acciones que les puedan desmotivar, aunque desgraciadamente es lo que ocurre en la educación española.

Algo tan obvio como que cada persona es diferente, es algo que probablemente se explique en los colegios, pero solo de manera teórica, porque pocas veces lo llevan a la práctica. En los colegios todos los niños son evaluados con los mismos criterios, sin tener en cuenta sus potenciales talentos y sus debilidades, y esto causa muchas veces que los estudiantes que no obtengan la nota acorde con su esfuerzo se vean desmotivados.

A cada niño y niña se le da mejor una asignatura o una actividad, pero no por eso significa que es mejor o peor que los demás.

La educación española favorece a los estudiantes a los cuales se les dé bien las matemáticas y la física, pero no a aquellos que posean habilidades de empatía o liderazgo, por ejemplo. Cada persona es la mejor en aquello que hace, y si estos talentos se valorasen desde temprana edad, se podría conseguir que estos niños y niñas fuesen grandes profesionales en aquello en lo que destacan, pero en cambio lo único que se hace es obligarles a estudiar de maneras “estrictas y poco flexibles”, a través de la memorización principalmente, asignaturas y temas que seguramente luego no aprendan nada porque los métodos seguidos no son los correctos.

En conclusión, debido a los criterios y los métodos de evaluación de la educación española, estamos perdiendo muchos genios. Si hubiésemos juzgado a Einstein solamente por sus evaluaciones y notas del colegio (la una única faceta en la que no sobresalía), hoy en día éste no sería reconocido como el gran genio que fue.

Adáptate a los cambios que la transformación digital está recayendo con Capaball, la mejor herramienta de aprendizaje online.

Contenido publicado por Paloma Barroso y revisado y validado por Sixto Arias

Consultora comercial y de gestión de proyectos licenciada en International Business Administration and Management por la Universidad de Lancaster y la Universidad Pontificia de Comillas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *