¿Hay que mandar deberes a los niños?

Tiempo de lectura: ⏰ 3 minutos

 

Aprender no tiene por qué ser fastidioso, repetitivo o difícil. Es una aventura, una diversión, un reto, y para que la educación sea vista de esta manera, y no de la anterior, se requiere un cambio de punto de vista; hay que convertir a los estudiantes de sujetos pasivos a protagonistas de su propio aprendizaje. Se les debe dar la oportunidad de elegir qué quieren estudiar y cómo quieren hacerlo. Deben tener el poder de debatir los temas que estudien, ponerlos en práctica, razonar en contra o a favor, y de estar manera se conseguirá que los estudiantes lleguen unos niveles de comprensión y retención mucho mayores.

 

Ellos son los responsables de progresar, avanzar y prepararse para su futuro profesional. Hacerles creer que los profesores son los únicos capaces de ayudarles con ello, tiene la consecuencia de que estos no se motiven ni se exijan al máximo, lo que no les permite desarrollar la madurez requerida y resta pasión a la aventura de aprender.

 

Para que la educación consiga crear a personas inteligentes, maduras y con sed de seguir aprendiendo, tantos los colegios como las universidades deben innovar digitalmente. Un colegio conectado es una institución que utiliza los recursos digitales con el fin de crear una experiencia educativa diferente. Entre éstos, están las fuentes de documentación audiovisual, las redes sociales, las herramientas de elaboración y transmisión de conocimiento y la posibilidad de co-creación con otros colegios de cualquier país del mundo, sin barreras de idioma o distancia. Por lo tanto, las dueñas del futuro de le educación son la digitalización y la globalización educativas, las cuales van a conseguir que los jóvenes, dueños del futuro, vivan en un mundo completamente distinto al que les estamos preparando para entender.

 

La formación digital está empezando a producir sin coste los mejores contenidos formativos que hayamos visto nunca. Aprender sobre cualquier tema hoy es posible, asequible y lo único que se necesita es tiempo y compromiso. Los mejores profesores de las mejores universidades del mundo se han grabado hablando sobre las materias en los que son expertos, con el fin de que todo el mundo pueda acceder a ello. Estos vídeos lo suben a plataformas como Edx, Coursera, Udemy, Tutellus u otras, a las cuáles puede acceder todo el mundo.

 

En conclusión, la decisión de poner deberes a los alumnos es la más irrelevante cuando nos ponemos a pensar en todas las cosas que se deben cambiar para conseguir preparar a los alumnos de la mejor manera posible. Primero de todo se deben cambiar radicalmente las ideas que se tiene sobre cómo y qué estudiar, ya que si no se hace, los futuros graduados no estarán preparados para hacer frente a las capacidades demandadas de las empresas.  

 

¿Estás de acuerdo con que la transformación digital está revolucionando el mundo educativo y el laboral? Nosotros te ayudamos a que estés preparados para afrontar los nuevos retos.

 

Contenido publicado por Paloma Barroso y revisado y validado por Sixto Arias

Consultora comercial y de gestión de proyectos licenciada en International Business Administration and Management por la Universidad de Lancaster y la Universidad Pontificia de Comillas.

1 comentario
  1. Sixto Arias
    Sixto Arias Dice:

    A mi me gustaría que los niños tengan tal capacidad que podrían ponerse tareas a sí mismos o aprender a extraer aprendizajes de cada juego o actividad. La empresa finlandesa Edvisto es un gran ejemplo de aprender jugando de una forma divertida.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *