Cómo mejorar profesionalmente en 5 fases

Tiempo de lectura: ⏰ 10 minutos

Si estás trabajando y buscas un cambio o si, por el contrario, actualmente no tienes trabajo pero no sabes por dónde empezar… o te encuentras perdido en tu búsqueda y no sabes… si emprender o seguir echando CV…

Con este artículo no podremos ayudarte a encontrar trabajo, pero si te guiaremos para que puedas crecer personal y profesionalmente y lo más importante, puedas llegar al camino que desees.

Como decía Albert Einstein: Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo”. Precisamente esta es una de las premisas que debes tomar para poder mejorar, ya que la única forma de lograr el éxito es haciendo, no mirando.

FASE 1. Cómo elaborar una buena estrategia

1. Define tus metas

Antes de elegir un camino es importante saber qué camino queremos tomar.

Precisamente por esta razón, te animo a tomarte unos segundos para que reflexiones acerca de lo que estás haciendo ahora en tu trabajo, o en tu vida ¿Estás contento? ¿Te gusta? ¿ Te ves igual en 5 años?

Te resulta familiar esta última pregunta ¿verdad? bueno suele ser una pregunta típica de las entrevistas de trabajo, y quizás se te haya pasado por la cabeza algo así… no sé ni qué hacer mañana… cómo para saber que haré dentro de 5 años… Bueno, no eres el único, pero créeme que esta pregunta te puede ayudar en tu desarrollo personal y profesional.

En psicología existen una multitud de test relacionados con el desarrollo personal o autoestima que te ánimo a realizar, para aclarar tus ideas antes de ponerte manos a la obra hacia tu objetivo.

Empezaremos con uno de ellos, coge papel y lápiz y responde a esa misma pregunta ¿Dónde te ves en 5 años? Pero quiero que la respondas en las distintas áreas: Familia, trabajo, dinero, salud y otros que quisieras añadir.

De esta forma te ayudará a que reflexiones y conozcas más de ti mismo, pero para realizar un autoconocimiento más riguroso de ti mismo. Te animo a realizar otro cuadro en el que analices tu situación laboral y respondas a las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué es lo que realmente te motiva?
  2. ¿Tu trabajo actual te lo permite?
  3. ¿Qué trabajo deberías tener? ¿A qué te deberías dedicar? o ¿A qué te gustaría dedicarte?

Después de haber respondido a tales preguntas, seguro que tienes más claro hacia qué camino dirigirte.

2. Identifica tus cualidades

Si no sabes cuáles son tus puntos fuertes o tus puntos débiles no sabrás nunca como mejorarlos. En este test podrás saberlo en cuestión de minutos.

3. Plan de acción

Una vez que ya tienes pleno autoconocimiento de ti y sabes hacía donde dirigirte, sólo te falta actuar y llevar a cabo esos sueños y metas.

En este artículo, también te aconsejamos 8 claves para tu desarrollo personal y profesional.

FASE 2. Cómo mejorar tu vida profesional

El primer consejo que te doy es querer y creer en ti, para mi ambas van de la mano te explico el porqué. Como decía un proverbio popular de la cultura japonesa: “El que quiere subir, inventa la escalera”.

1. Actitud y Autoestima

En este aspecto, da igual que no haya nada a lo que puedas agarrarte o que al principio no veas claro por dónde subir, o que lo veas como una odisea. Pero la cuestión es que si quieres subir lo harás… es el famoso “Si quieres, puedes”. La actitud es fundamental para lograr el éxito en lo profesional y personal.

Por otro lado, y ligado a ese querer está el creer en ti. Muchos son los que temen a los cambios y salir de su zona de confort, es ese miedo a lo desconocido… pero ¿quién dice que será peor? Seguramente sea tu mente o a veces incluso tu entorno.

No te limites ni que nadie te limite. Cree en ti y serás invencible o como decía Ben Jhonson: “La confianza en sí mismo es el requisito para las grandes conquistas”. Así que ¡no te pares y ponle actitud a la vida!

2. Autodesarrollo

Como decíamos en unos párrafos atrás, si no eres tú el que se pone manos a la obra es muy difícil lograr el éxito. El autodesarrollo está ligado al compromiso de uno mismo por lograr sus objetivos.

3. Autodisciplina y perseverancia

Es tener el coraje de continuar y perseverar a pesar de tu estado emocional o tu falta de ganas… haciendo un símil… sería las pilas que te dan la energía para mantenerte a pesar de los golpes.

4. Autonomía

Es la capacidad para tomar decisiones por ti mismo y ser lo suficientemente maduro para responsabilizarte de tanto tus malas como buenas elecciones.

5. Autoconocimiento

Durante todo el artículo hemos dado especial énfasis a este apartado, ya que si tu no te conoces, o te guías por lo que dicen otros nunca vivirás en libertad.

“Conocer a otros es inteligencia, conocerse a sí mismos es sabiduría. Manejar a otros es fuerza, manejarse a sí mismos es verdadero poder”. – Tao Te Ching

6. Automotivación

Es uno de los grandes motores del éxito, ya que es saber, ver la luz en un lugar de sombras.

7. Sé positivo

En la actualidad se le da mucha importancia a la inteligencia emocional y no es para menos, ya que nuestro estado de ánimo influye en la toma de decisiones.

Te pondré un ejemplo, no se trata de que una persona tenga suerte o no… que obviamente también influye… sino del prisma con el que se mire el horizonte. Hay personas que les sale toda mal y hay personas que les sale todo bien. ¿Casualidad? Mmm… no va por ahí los tiros es más bien una cuestión de actitud ante la vida.

Deja de tener miedo al fracaso y comerte la cabeza pensando en lo malo que pueda pasar y disfruta de la vida, créeme que vivirás mucho mejor.

Todo depende de la perspectiva con la que se mire las cosas. ¿Eres de los que ven el vaso medio lleno o medio vacío?

Si tras el artículo, crees que son demasiadas cualidades y tu no las tienes, no te preocupes y no desesperes porque como todo en la vida es cuestión de aprender.

FASE 3. Cómo mejorar tu imagen profesional

Respecto a cómo mejorar tu reputación te damos una serie de consejos para que logres alcanzar una buena imagen.

No se trata de mejorar tu vestimenta porque no tiene que ver con eso, sino en cómo te ven los demás en este caso, en el ámbito laboral.

La reputación son una serie de valoraciones que tienen tus compañeros o jefes sobre ti respecto a tu trabajo. Si tu trabajo lo haces bien o mal tendrás una serie de consecuencias o percepciones.

1. Autoconfianza

Tener confianza en ti mismo te dará la seguridad para tomar decisiones y no siempre hacer lo que otros dicen.

2. Integridad

Ser educado, respetuoso, asertivo te ayudará a saber comunicarte con los demás y ganarte su respeto.

3. Empatía

Saber ponerse en el lugar del otro es una de las grandes virtudes del ser humano, ya que te da la capacidad de ver las cosas desde otros puntos de vista y sobre todo, saber escuchar al otro es un requisito muy valorado como soft skill por las empresas.

4. Puntualidad

Los tiempos los marcan otros, sé consciente y cumple los tiempos, organízate para conseguirlo.

5. Capacidad de adaptación

Una clara cualidad del líder o buen profesional es saber adaptarse a los cambios y más hoy en día que vivimos en un mundo tan cambiante.

FASE 4. Cómo mejorar el léxico profesional

Otro apartado relevante e igual de importante que la imagen es la forma en la que hablamos o nos expresamos en público. No todo el mundo tiene la cualidad para ser capaz de hablar delante de más gente o no sabe expresarse como pez en el agua.

Para que tu puedas mejorar tu lenguaje y tu forma de expresarte, te damos los siguientes consejos para incrementar tu capacidad de oratoria.

1. Leer, devora los libros

Suena a tópico pero es cierto para obtener más vocabulario, conocer distintas expresiones o simplemente para ver la estructura de las frases. Por esto es fundamental fijarse en los libros, revistas y cualquier documento bien redactado que pueda enriquecer tu vocabulario.

2. Escribe y saca al poeta que llevas dento

Escribir es una de las formas para poner en práctica lo aprendido, te hará reflexionar, buscar sinónimos o crear estructuras… te ayudará a ejercitar el músculo y mantener o ampliar vocabulario. No hace falta que tengas un blog, piensa que en el trabajo ya sólo con los emails que redactamos estamos haciéndolo.

3. Otras técnicas

Los crucigramas o juegos de letras te ayudarán en la línea de mejorar tu léxico.

Para finalizar este bloque, es importante resaltar el saber comunicar de forma asertiva, éste tipo de comunicación es un arte que pocos dominan.

Se trata de ser capaz de comunicar una idea o un punto de vista de una forma clara y armoniosa, sin faltar al respeto o menoscabar las ideas de los demás. Una gran virtud valorada en el mundo empresarial.

FASE 5. Cómo mejorar tu ética profesional

A estos “mandamientos” estaría bien sumarles el apartado de ética profesional son los llamados códigos deontológicos que regula la actividad profesional.

Para que no se vulnere el bienestar de los empleados, existe una serie de principios que regulan el comportamiento de los mismos dentro del ámbito laboral.

En este aspecto se establecen una serie de condiciones para que el ser humano se relacione en un entorno laboral adecuado, fomentando así el hábitat y la relación entre las distintas personas que trabajan bajo un mismo techo.

Redactando éste artículo me ha surgido la duda… de si ser políticamente correcto sería un concepto que iría de la mano de tener una buena moral o ética. Para poder aclarar las dudas es bueno distinguir todos los conceptos.

Ética: Es un área de la filosofía que trata las cuestiones ligadas a las cuestiones morales.

Moral: Se basa en la obediencia a las normas, conductas o costumbres.

Políticamente correcto:  La expresión “ser políticamente correcto” es tener una postura de inclusión con todos los colectivos. Mejor dicho, es tener la capacidad de tener en cuenta los valores de todo el mundo o las opiniones de todo el mundo.

Con esto podríamos decir que ser políticamente correcto está más relacionado con un enfoque de la comunicación asertiva que con la ética como tal. ¿Y ahora cómo podemos ser un profesional con ética?

Cómo ser un buen profesional bajo el paraguas de la ética

Son muchas las cualidades que podríamos señalar en este apartado, pero nos quedaremos con 5 consejos para incrementar la ética profesional.

Sé coherente

Es un principio básico a tener en cuenta, ya que debes actuar en consecuencia a lo que piensas, dices y haces. No puedes pensar una cosa y decir otra, así evitarás malentendidos, problemas o situaciones que no proceden. Actúa en consecuencia.

Respeta las decisiones de otros y las tuyas propias

El respeto nunca puede faltar, ni se puede faltar a los demás. Como decía Confuncio: “Respétate a ti mismo y otros te respetarán”.

Distingue lo correcto de lo incorrecto

Está es una tarea más ardua, va vinculado a la ética y normas de moralidad. Es saber qué está bien frente a lo que está mal. Aplicado al ámbito laboral es saber lo que debes hacer frente a lo que no deberías hacer si quieres continuar en tu puesto de trabajo.

No faltar al honor

Una cosa es tener libertad de expresión y otra muy distinta es no tener pelos en la lengua, y faltar al honor de otras personas o atentar contra su integridad.

No ceder a las presiones

Saber trabajar bajo presión es algo muy demandado por las empresas, de hoy en día, pero otra cosa distinta es que bajo el mismo paraguas se encuentre el exceso de presión sin ton ni son. Para lograr el equilibrio entre ni tanto… ni tampoco es importante saber distinguir lo urgente de lo prioritario.

En resumen, si quieres mejorar profesionalmente podrás hacerlo siempre y cuando te lo propongas, y nuestras recomendaciones te ayudarán a labrar tu propio camino.
Aunque desde Capaball no sólo queremos que puedas mejorar tus soft skills, sino también que adquieras el conocimiento adecuado para conseguir el trabajo que deseas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *