¿Ciencias o letras?

Tiempo de lectura: ⏰ 2 minutos

La elección de qué estudiar es una de las más difíciles que te encontrarás en tu camino profesional, y la cuál va a afectar en gran medida en el profesional que te convertirás.

En primer lugar, vamos a definir el concepto STEM: Es un acrónimo compuesto por las iniciales de las materias Science, Technology, Engineering and Mathematics (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas).

Además de englobar las anteriores disciplinas, se trata de una nueva tendencia en el ámbito de la educación y pretende que las materias STEM se establezcan en los colegios desde que los alumnos comiencen su educación para que las asimilen de forma práctica y no teórica. ¿Cuál es el objetivo de este movimiento? Que las generaciones futuras estén preparadas y motivadas para trabajar en áreas como la innovación, las nuevas tecnologías y en investigación

Con este método,  la enseñanza se vuelve práctica dejando a un lado el aprendizaje tradicional pasivo, teórico y repetitivo. Los niños aprenderán a través de experiencias, asimilando mejor los contenidos y haciendo de estas tecnologías algo común y del día a día.

Este modelo educativo se basa en potenciar la creatividad y la capacidad de innovación e invención en los alumnos, resolviendo problemas de forma creativa que en el futuro se les plantean en el mercado laboral.

La demanda actual de profesionales de estos perfiles es alta y está en alza, a pesar de que no hay muchos candidatos que cumplen con los requisitos demandados. Deben tener capacidades tales como el pensamiento lógico y crítico, análisis, etc. muy desarrolladas.

¿De qué perfiles hablamos? Especialistas en Big Data, Analistas de Datos, Ingenieros Informáticos, Programadores, Gestores de Innovación, Especialistas en Robótica…

Un estudio de la consultora de Recursos Humanos, Randstad Research, prevé que se habrán creado 1,25 millones de trabajos en estas disciplinas en España de aquí a 2022; pero cubrir la brecha generacional de profesionales no cualificados para estas tecnologías es complicado y requiere tiempo.

Estos grandes cambios se deben a la transformación digital, la cuál está causando grandes cambios en las demandas de las empresas ya que éstas se están enfrentando en nuevos retos para mantener su posición competitiva. Estos nuevos retos están principalmente orientados a la digitalización y robotización.

En este escenario, una de las opciones que tiene un profesional no STEM es reciclarse. Ante la problemática de no poder costearse estudios en estos ámbitos o no disponer del tiempo necesario, la educación online es la mejor baza que puede jugar.

 

¿Quieres aprender más sobre innovación y                                                              estar preparado para afrontar los retos del mundo laboral? 

 

Contenido publicado por Paloma Barroso y revisado y validado por Sixto Arias

Consultora comercial y de gestión de proyectos licenciada en International Business Administration and Management por la Universidad de Lancaster y la Universidad Pontificia de Comillas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *